Mónica celebra que volvió a derrotar la alemana

Sin duda alguna que para ganar un partido de tenis contra una ex #1 del mundo hay que ser disciplinada y que a tu contrincante no le salgan las cosas como lo tenía planificado. (FOTOS)

Pues algo así fue lo que le pasó a Mónica Puig cuando el martes venció a la alemana y primera sembrada del torneo Angelique Kerber en la primera ronda del Abierto de Luxemburgo.

Con un juego casi pefecto, quizá el mejor de esta temporada 2017 que ya acaba, la tenista puertorriqueña avanzó a la siguiente fase con parciales de 6-3, 6-4.